Privación de la patria potestad

PRIVACIÓN DE LA PATRIA POTESTAD MADRID

La patria potestad viene regulada en el artículo 156 del Código Civil y la misma es conjunta, dado que según manifiesta el artículo arriba indicado, la patria potestad se ejercerá conjuntamente, o por uno de lo progenitores con el consentimiento del otro.

En el presente artículo venimos a estudiar las anómalas situaciones en las que se priva de la titularidad y por ende del ejercicio, o sólo del ejercicio de la patria potestad a uno de los progenitores.

En cuanto a la privación de la patria potestad dos son las cuestiones que tenemos que diferenciar claramente:

1º.- Titularidad de la patria potestad.

2º.- Ejercicio de la patria potestad.

En cuanto a la privación de la titularidad de la patria potestad es complicado de obtener, el procedimiento adecuado para la privación de la patria potestad es un procedimiento ordinario, es el único procedimiento ordinario del derecho de familia, en el procedimiento ordinario habrá una Audiencia Previa y una vista propiamente dicha. ¿Cuándo se puede privar de la titularidad de la patria potestad? Cuando uno de los progenitores incurre en causas expresamente regladas, tal y como establece el artículo 170 del código civil: “El padre o la madre pueden ser privados de la patria potestad total o parcialmente, por sentencia dictada en el incumplimiento de los deberes inherentes a su cargo o dictada en causa criminal o matrimonial”.

Sólo se puede privar de la patria potestad por incumplimiento de los deberes inherentes a la misma, y sólo por sentencia firme.

La patria potestad es recuperable, es decir, tenemos que manifestar la temporalidad de la privación de la patria potestad que regula el propio artículo 170 del Código Civil, dado que los tribunales, en beneficio e interés de los hijos, podrán acodar la recuperación de la patria potestad cuando cese la causa que motivó la privación de la misma.

Cuestión distinta es la supresión de la titularidad y ejercicio de la patria potestad que regula el artículo 65 de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género donde se establece que el Juez podrá suspender al inculpado de un delito de violencia de género de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento de los menores que de él dependan. En el caso en el que no se suspenda adoptará las medidas necesarias para asegurar la integridad, seguridad y recuperación de los menores y de la mujer victima de violencia de género, y llevará a cabo un seguimiento periódico sobre las visitas, si es que no se han suprimido.

En cuanto al ejercicio de la patria potestad, a veces es difícil llevar, en casos de divorcio o separación el ejercicio de la patria potestad de modo correcto, dado que en éstos casos, hay veces en los que para perjudicar al otro progenitor, uno de ellos, se olvida de lo más importante, y es que el ejercicio de la patria potestad debe darse en beneficio de los hijos. En este caso tenemos, desde el año 2015, exactamente desde el 3 de Julio de 2015, la Ley de Jurisdicción voluntaria, donde se habla de los procedimientos del articulo 156 del Código Civil que no es otro que el que se encarga de regular el ejercicio de la patria potestad, en estos procedimientos, que se presumen rápidos (dependemos del cúmulo de trabajo del juzgado al que se turne), se concede a uno de los progenitores el ejercicio de la patria potestad exclusivo para un determinado asunto, por ejemplo, cambio de residencia, cambio de colegio, inscripción de los menores en otro centro de salud, autorización para sacar el pasaporte para que los menores viajen de vacaciones fuera del territorio nacional, etc…

Fdo. Yolanda Gil Lozano

Abogados de Privación de la patria potestad en Madrid ¡llama ya!


91 230 14 52