Herencia sin testamento: reparto y consecuencias. Descubre tus derechos.

La herencia es un asunto de gran importancia, ya que se refiere a la transmisión de bienes y patrimonio de una persona (causante) a sus herederos o legatarios después de su fallecimiento. Sin embargo, no todos tienen un testamento donde determinen cómo se debe distribuir su patrimonio tras su muerte. Por ello, en este artículo, exploraremos qué sucede cuando una persona fallece sin testamento en España, cómo se distribuye la herencia en ausencia de este documento legal y quién puede solicitar el acta de declaración de herederos. Además, discutiremos las consecuencias de la falta de un testamento en el proceso de reparto de herencia.

¿Qué es una herencia sin testamento o ab intestato?

Una herencia sin testamento, también conocida como sucesión intestada, se produce cuando una persona fallece sin haber dejado un testamento válido, o, directamente, sin haber dejado testamento que indique quiénes son sus herederos y cómo deben distribuirse sus bienes. En otras palabras, es la situación en la que el difunto no ha expresado sus deseos específicos con respecto a su patrimonio después de su muerte, ya sea en su totalidad o en parte de sus bienes, donde la sucesión legítima únicamente entrará en juego en la parte que no ha dispuesto el causante. Cuando alguien fallece sin testamento, el proceso de distribución de sus bienes se rige por las leyes, que establecen quiénes son los herederos legales y cómo se divide la herencia.

Distribución de la herencia en ausencia de testamento.

En el caso de una herencia sin testamento en España, se establece un orden de sucesión que determina quiénes tienen derecho a heredar y en qué proporción. Este orden se basa en la relación de parentesco con el fallecido y se estructura de la siguiente manera:

  1. Línea recta descendiente: En primer lugar, los hijos, y, a falta de estos, los nietos, etc.; es decir, en cada uno de los niveles de parentesco, los herederos más próximos al causante excluyen a los más lejanos.
    Si quedaren hijos y descendientes de otros hijos que hubiesen fallecido, los primeros heredarán por derecho propio y los segundos por derecho de representación.
    Si el cónyuge viudo concurre con descendientes, tendrá derecho de usufructo de 1/3 de la herencia.
  2. Ascendientes: Si no hubiese descendientes (hijos, nietos…), heredarán los ascendientes, es decir, en primer lugar, padres, en segundo lugar, abuelos, etc. De nuevo, los herederos más próximos al causante tienen prioridad sobre los más lejanos.
    Si el cónyuge viudo concurre con ascendientes, tendrá derecho de usufructo de ½ de la herencia.
  3. Cónyuge: Si no existiesen descendientes o ascendientes, sucederá el cónyuge sobreviviente no separado judicialmente o de hecho.
  4. Parientes colaterales: Si no existiesen ninguno de los anteriores, heredarán los parientes colaterales hasta cuarto grado. En primer lugar, se realiza el llamamiento a los hermanos, y, como sucede en los casos anteriormente expuestos,
  5. Estado: En última instancia, si no se encuentra a ningún pariente, el patrimonio sin testamento pasa al Estado.

Procedimiento de reparto de herencia sin testamento en España.

El procedimiento para repartir una herencia sin testamento en España implica varios pasos. En primer lugar, se debe solicitar un acta de declaración de herederos, un documento que certifica quiénes son los herederos legales del fallecido de acuerdo con la ley; cualquier individuo que considere que tiene un derecho legítimo a heredar los bienes de un difunto debido a su relación de parentesco puede solicitarla. Se obtiene a través de notario competente para ello (último domicilio del causante, lugar donde falleció, donde se encuentre la mayor parte del patrimonio de la herencia…) y requiere la presentación de pruebas y documentos que respalden la relación de parentesco y la ausencia de un testamento válido.

Una vez que se ha obtenido el acta de declaración de herederos, se puede proceder a la distribución de la herencia. Los herederos legales recibirán su parte correspondiente de acuerdo con el orden de sucesión establecido por el Código Civil.

Es importante tener en cuenta que este proceso puede ser complicado y llevar tiempo, especialmente si hay disputas entre los herederos. Por esta razón, es aconsejable buscar la asesoría de un abogado especializado en sucesiones para guiar el proceso de reparto de herencia sin testamento.

Consecuencias de la ausencia de testamento.

La falta de un testamento válido puede tener diversas consecuencias en el proceso de reparto de herencia. Algunas de las principales implicaciones incluyen:

En ausencia de un testamento, la herencia se distribuirá de acuerdo con el orden de sucesión establecido por la ley. Esto significa que los deseos personales del fallecido pueden no ser tenidos en cuenta, y sus bienes pueden ir a parientes que no habrían sido de su elección.

Pueden generarse disputas familiares entre los herederos legales sobre cómo se debe distribuir la herencia, lo que puede resultar en la necesidad de recurrir a procedimientos legales para resolver las diferencias. Esto, necesariamente implica costes y retrasos.

Asimismo, en ausencia de instrucciones específicas, la venta o gestión de activos específicos, como propiedades o empresas, puede ser complicada y requerir acuerdos entre los herederos

Otra de las grandes consecuencias es la pérdida de oportunidades de planificación fiscal, ya que un testamento puede incluir disposiciones que minimicen la carga fiscal sobre la herencia. Sin un testamento, los herederos pueden enfrentar mayores obligaciones fiscales.

La herencia sin testamento es un proceso que se activa cuando una persona fallece sin haber dejado un documento legal que indique sus deseos sobre la distribución de su patrimonio. En España, el Código Civil establece un orden de sucesión que determina quiénes son los herederos legales y cómo se debe distribuir la herencia en ausencia de un testamento.
Este proceso puede ser complejo y generar disputas familiares y costes adicionales; para evitar complicaciones y asegurarte de que tus objetivos se cumplan, es recomendable redactar un testamento de manera oportuna con el asesoramiento de un profesional legal.

Si tienes cualquier duda, no dudes en contactar con nosotros, en GIL LOZANO ABOGADOS, especialistas abogados de herencias en Madrid, estamos aquí para ayudaros.

Paula Vicente San Antonio
Abogada en Abogados Gil Lozano | 912 30 14 52 | + posts

Abogada con experiencia en Derecho de Familia y Hereditario, inscrita en el Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares (ICAAH). Grado en Derecho de la Universidad de Alcalá (UAH) y Máster de Acceso a la Abogacía en la misma institución.

Scroll al inicio