UN ERROR EN LA FECUNDACIÓN ASISTIDA Y LA CONSECUENCIA: UN PADRE QUE RESULTA NO SER EL BIOLÓGICO. UNA FAMILIA RECLAMA MÁS DE UN MILLÓN DE EUROS AL SERVICIO ANDALUZ DE SALUD.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) es denunciado por una familia que
recurrió a la reproducción asistida en marzo de 2019 para poder ser
padres.
Todo comenzó en el año 2019, cuando una pareja acudió a técnicas
de reproducción asistida para poder tener un hijo en común. El deseo
de ser padres se hizo realidad en 2021, tras “una captación ovocitaria
para fecundación in vitro y después la transferencia embrionaria”,
nació su hijo en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz.
Después de unos meses de vida, la gente comenzó a especular con el
no parecido entre el padre y el hijo, y finalmente la cartilla de
nacimiento reveló la incompatibilidad entre el grupo sanguíneo del
hijo y su progenitor. Alarmados, decidieron realizarse una prueba de
paternidad, que confirmó que el menor no es hijo biológico del padre,
pero sí de la madre.
En este punto, y valorando todos los posibles perjuicios y los que ya
han sido causados, decidieron poner el caso en manos de la
Asociación El Defensor del Paciente.
En el escrito, se deja claro el “daño irreparable” que va a causar
dicha equivocación por parte de los servicios médicos a los tres
miembros de la familia.
En primer lugar, el niño, tal y como señala el escrito de demanda,
sufrirá un daño “muy grave e irreparable al niño porque se le privará
de por vida de un vínculo natural biológico con su padre y la familia
paterna”.
En segundo lugar, también se ha señalado el gravísimo daño que
sufrirá el progenitor, el cual debe hacerse a la idea de que no es el
padre biológico del menor, además de haber visto frustrado su sueño.
Además, es importante proyectarse a un futuro, cuando el menor sea
consciente de la realidad, y deba enfrentarse al impacto emocional
que, con total seguridad, sufrirá y que podría llegar a afectar a la
relación con sus progenitores.
La familia ha solicitado una indemnización cuya cuantía asciende a
más de un millón de euros en concepto de los daños y perjuicios
causados a los miembros de la familia. La cantidad ha sido fijada
basándose en las reclamaciones que han sido solicitadas en casos de
intercambio de bebés y situaciones similares.

Por último, consideran prioritario llevar a cabo una averiguación sobre
el origen del error y, si se trata de un caso único, además del estudio
sobre si el fallo ha sido de protocolo o humano.
En un hospital se llevan a cabo un gran número de actos con carácter
diario y los errores pueden ocurrir pero, ¿se puede permitir un error
de este tipo teniendo en cuenta las graves consecuencias que
genera?
Una vez estudiada dicha pregunta, nos podemos llegar a plantear
cual es la indemnización estimada que se puede pedir en estos casos
y a partir de qué parámetros debe calcularse, siempre teniendo en
cuenta que ninguna cantidad posible resarcirá el daño causado a esta
familia. Nos encontramos aquí con un caso de indemnización por una
negligencia dado que, el gravísimo error producido en el centro de
fecundación da lugar a perjuicios irreparables, téngase en cuenta que
si ha habido transferencia de material reproductor también habrá otra
familia perjudicada, con el material reproductor de este padre, así las
cosas son dos las familias involucradas en el error y a las que debería
indemnizar la Junta.
Esperamos que haya resultado de vuestro interés este artículo y que
si tenéis curiosidad sigáis leyendo el resto de los artículos que
tenemos publicados, si os surge cualquier duda ¡No dudéis en poneos
en contacto con nosotros! Estamos a su entera disposición para
ofreceros solución a vuestras preguntas. En GIL LOZANO ABOGADOS
estamos para ayudaros

Paula Vicente San Antonio
Abogada en Abogados Gil Lozano | 912 30 14 52 | + posts

Abogada con experiencia en Derecho de Familia y Hereditario, inscrita en el Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares (ICAAH). Grado en Derecho de la Universidad de Alcalá (UAH) y Máster de Acceso a la Abogacía en la misma institución.

Scroll al inicio