Abogados Divorcios Madrid

Gil Lozano Abogados

Divorcio Madrid

A lo largo de los años nos hemos convertido en abogados especialistas en divorcios en la comunidad de Madrid, y en abogados matrimonialistas en Madrid. Nuestro despacho de abogados, tramitará todos los casos de la forma personalizada posible, apoyándote y asesorándote en todo momento para que estés seguro/a en un proceso tan complicado. Ya sea de divorcios, o si estás buscando abogado separaciones Madrid, somos tu abogado especializado.

abogados-divorcios-madrid-opt
abogados-divorcios-madrid-mewc-1

Abogados Divorcios Madrid - Tipos de Divorcios

A) Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo, en el cual los cónyuges de común acuerdo realizan, junto con el abogado el convenio por el que se van a regir los ex cónyuges. El único requisito es que hayan transcurrido por lo menos tres meses desde la celebración del matrimonio.

B) Divorcio contencioso

El divorcio contencioso: Se plantearán en la demanda de divorcio contencioso una propuesta fundada de medidas que hayan de regular los efectos derivados del divorcio.

Abogados de Divorcios en Madrid

NUESTRAS OTRAS ESPECIALIDADES: ABOGADOS DERECHO PENAL MADRID

Abogados Divorcios Madrid – ¿Diferencia separación y divorcio?

El matrimonio se disuelve por el divorcio.

Nos preguntaremos qué diferencias hay entre la separación y el divorcio, la diferencia es que en la separación los cónyuges siguen estando casados y por consiguiente no pueden contraer matrimonio con otras personas, lo único que cesa es la convivencia, en el divorcio hay una ruptura total de la relación matrimonial, por ello el divorcio produce la disolución del matrimonio y los cónyuges divorciados pueden contraer matrimonio con terceras personas o entre ellos posteriormente si es que lo desean.

Abogados Divorcios Madrid – Convenio Regulador

Es muy importante regular bien el convenio regulador, en el caso del divorcio de mutuo acuerdo dado que con ese convenio es el que va a regular la relación paterno-filial, cuidado de los hijos, régimen de comunicación y visitas no solamente de los progenitores con los hijos, sino que, si se considera necesario, se fijará también el régimen de visitas y comunicación de los abuelos con los nietos, uso del domicilio familiar, ajuar doméstico, contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, la liquidación del régimen económico del matrimonio y la pensión compensatoria si procediere, etc.

Es importantísimo que la pareja que se quiere divorciar, junto con los profesionales hagamos bien este convenio, realicemos un convenio personalizado, analizando cada caso, dado que cada pareja es diferente de las demás, si esta parte tan importante se realiza mal va a dar lugar a conflictos constantes entre los ex cónyuges, que podrán acabar en una demanda ante el juzgado correspondientes, y ser el juez el que tenga que interpretar el mismo, con lo cual implica un mayor coste tanto económico como emocional para los ex cónyuges.

La labor del profesional estriba en evitar futuros incidentes, que no son buenos ni para los ex cónyuges ni para los hijos, en caso de haberlos, un convenio bien realizado implica evitar en el futuro judicializaciones entre los divorciados.

Si ya de por sí es complicado acabar una relación sentimental, más traumático puede ser aún el tener que estar constantemente en el Juzgado para que sea el Juez el que tenga que interpretar un convenio.

Desde nuestro despacho se estudian los procedimientos de manera individual, con un trato personalizado, analizando todas las posibles situaciones que se pueden plantear y dando a nuestro cliente todas las opciones para que el convenio sea consensuado de modo que todos estén satisfechos con el convenio, y sea fácilmente interpretable, sin que deje lugar a dudas lo que se ha querido regular, y cómo se ha querido regular.

Abogados Divorcios Madrid

La experiencia en divorcios que desde hace tantos años define la actividad de este despacho de abogados de la capital madrileña, ha hecho posible tras años de experiencia, tengamos un conocimiento del pulso diario de los juzgados, de todas las actualizaciones, y de todos los cambios legislativos. Los divorcios son una parte normalizada dentro de la sociedad actual, y contamos con el mejor equipo de abogados que te ayudan y hacen un seguimiento en tu procedimiento.

Nos preocupamos por nuestros clientes, para ofrecerles las máximas garantías de confortabilidad y tolerancia entre ambas partes.

Cuando la pareja se rompe lo mejor es intentar llegar siempre a acuerdos, lo cual es más rápido y más económico, en ese caso el abogado puede representar a los dos cónyuges, es el caso del divorcio de mutuo acuerdo, en estos casos también cada miembro de la pareja puede contar con su propio abogado.

En el caso de divorcios contenciosos cada miembro de la pareja debe contar con su propio abogado.

En ambos casos en nuestro despacho contamos con los mejores abogados de divorcios para asesorarte, trazar la mejor estrategia para cada cliente, y tener un resultado exitoso. Nuestros casos de éxito nos avalan.

Diferencia entre Separación y Divorcio según Abogados Divorcios Madrid

Existen conceptos en el ámbito de la abogacía de los divorcios en Madrid, que conviene aclarar de cara a las posibles derivaciones que surjan de ahí.

Debe quedar bien claro que el matrimonio solo queda diluido cuando existe el proceso de divorcio, y en este mismo sentido, cuando lo que se realiza es una separación, quiere decir que esas personas aún siguen casada, por lo que no pueden contraer matrimonio con otras personas ajenas.

En el divorcio si sucede eso, y además se zanja de una forma absoluta, la convivencia que existía durante el matrimonio.

También hay que saber que no es precisa la separación antes del divorcio, es decir, un proceso de divorcio puede darse de manera directa, sin que haya existido una separación previa.

En ambos casos, la única condición que debe darse para hacer efectivas ambas opciones, es que se haya estado casado tanto de forma civil como eclesiástica, al menos tres meses.

La función de los abogados de divorcio en Madrid respecto a estos casos, siempre es la misma, ya que las condiciones y regímenes que se establecen tanto en separación como en divorcio, deben estar consensuados con los abogados pertinentes, para que los hijos, en caso de haberlos, sufran lo menos posible la separación o el divorcio de sus padres.

Tipos de Divorcios gestionados por Gil Lozano

Los procesos de divorcio requieren de tiempo, paciencia y decisión a la hora de afrontarlos, y es por esto que contar con expertos en la materia que faciliten el camino hasta su consecución exitosa, es una ventaja que nos gustaría compartir con todos los interesados en un proceso de divorcio.

En este sentido, existen diversos tipos de procesos de divorcio, y todos ellos necesitan de un profesional para que, llevarlos a cabo se convierta en algo sencillo, no traumático y que tengan un final beneficioso para todas las partes implicadas.

En primer lugar, podemos hablar del divorcio de mutuo acuerdo, que es aquel en el que ambas partes implicadas se ponen de acuerdo en compañía del abogado de divorcios Madrid, para establecer el convenio por el que deberán regirse a partir del momento de la firma del mismo, y la única obligación para llevar a cabo este tipo de divorcio, es que al menos hayan pasado tres meses desde el matrimonio.

Este tipo de divorcio suele resolverse en un tiempo aproximado que dura unos tres meses, y que también se suele denominar divorcio exprés.

Por otro lado, el divorcio contencioso es aquel en el que, no habiendo llegado a un acuerdo los cónyuges, tenemos que presentar demanda de divorcio contencioso ante el Juzgado competente, la otra parte contesta a la demanda, y se celebrará una vista, finalmente, el Juez dictará sentencia en la que se regulará ese divorcio y las medidas paterno filiales.

Como tarea de nuestro despacho, tanto un divorcio de mutuo acuerdo como un divorcio por lo contencioso, requieren de una destreza, conocimientos jurídicos y habilidades profesionales, que solo expertos en la materia son capaces de llevar a cabo con éxito, como sucede con nuestro equipo de abogados de familia con especialidad en divorcios de Madrid.

abogados divorcio madrid

El divorcio exprés o divorcio de mutuo acuerdo es el tipo de divorcio ideal para todas las partes implicadas, por su ligereza y por su rapidez

En estos casos, se produce una ruptura rápida del matrimonio por un divorcio de mutuo acuerdo, en el que también se establece el convenio regulador que hará posible que el divorcio se ejecute de una forma convencional y siempre tranquila para los implicados.

En ese convenio se especifican los siguiente objetivos:

  • En primer lugar, se produce la disolución
  • efectiva del matrimonio, y se establece el momento exacto a partir del cual ese divorcio tiene efecto.
  • Se decide quien residirá en el domicilio familiar, y todo lo que eso conlleva a nivel personal para ambas partes implicadas.
  • Las pensiones compensatorias pueden ser vitalicias o temporales, y al mismo tiempo, podrán ser de pago mensual o de pago único. En estos casos también ha de decidirse si los bienes gananciales se liquidan en el proceso de divorcio, o si por el contrario se pospone para otro momento.
  • Quedan revocados todos los derechos que durante el matrimonio se encontraban vigentes.
  • Cuando un matrimonio cuenta con hijos menores de edad, se establece el régimen de patria potestad, las visitas o la custodia compartida, y la pensión de alimentos y gastos necesarios para los hijos.
  • También se establece la manera de hacer frente a las cargas familiares, como suelen ser los gastos derivados del pago de hipotecas, por ejemplo.
  • Desaparece el régimen económico de gananciales, y se establece que todo lo que cada uno obtenga a partir de ese momento, es responsabilidad de cada uno de forma exclusiva.

En suma, se trata de que todo aquello que se encuentre relacionado con el bienestar de las personas que conforman un matrimonio sin atisbos de buena relación, sea lo más efímero posible, y no sea motivo de trauma para ninguno de los implicados en el proceso de divorcio llevado a cabo los por los abogados especialistas en Madrid.

Antes de decidir el tipo de divorcio que se quiere llevar a cabo, conviene saber las ventajas y desventajas de cada uno. En este caso concreto, el coste económico de un divorcio contencioso es mucho más elevado que el de un divorcio de mutuo acuerdo. Cuando no hay posibilidad de acuerdo es necesario llegar a este tipo de procedimientos.

Por otro lado, también el tiempo que tarda en resolverse este tipo de situaciones, es superior en divorcios contencioso, dependemos de la agilidad del juzgado en el que recaiga nuestra demanda, y de las pruebas solicitadas por las partes. Son muchos los divorcios de este tipo llevados por abogados familiares en Madrid.

Los divorcios contenciosos son iniciados por una demanda, en la que el demandante expone aquellas medidas que quiere obtener en la sentencia.

Las medidas fundamentales que se toman a este respecto son las siguientes:

  • En caso de tener hijos en común, hay que establecer la patria potestad de los progenitores.
  • En cuanto a los hijos, y de acuerdo con las circunstancias de cada caso, se decidirá si la guarda y custodia sera monoparental o compartida.
  • También se fijará el régimen de visitas con los hijos en caso de guarda y custodia monoparental, en el caso de compartida lo único que se fijará a parte de la alternancia (diaria, semanal o quincenal), serán los repartos de los periodos vacacionales.
  • En caso de guarda y custodia monoparental, y escasamente en la compartida se establece la pensión de alimentos, que incluye todo aquello que resulte indispensable para el sustento de los hijos, como la alimentación, la vivienda, la educación, la vestimenta y por supuesto, la asistencia sanitaria en caso de necesidad.
  • También debe existir una aportación a los gastos extraordinarios, se fijará en la sentencia en qué medida participará cada uno de los progenitores en los gastos extraordinarios.
  • Domicilio familiar, en la sentencia se fijará quién residirá en el domicilio familiar, y en caso de custodia compartida la alternancia del uso del mismo por los copropietarios.
  • Por último, se puede establecer, no en todos los casos se hace, (cada vez existen menos casos con derecho a una pensión compensatoria) en aquellas situaciones en las que exista desequilibrio entre ambos progenitores, siempre y cuando concurran determinadas circunstancias.

En definitiva, de lo que se trata es de que en la sentencia del juzgado se deben fijar medidas paterno filiales, que sean beneficiosas para los menores, en derecho de familia lo más importante, nuestra piedra angular es el beneficio del menor, y sobre ello tenemos que trabajar constantemente, para que los menores no sean perjudicados en sus derechos e intereses.

El divorcio de mutuo acuerdo es el mejor modo de poner fin a la relación matrimonial, primero por la rapidez, no es lo mismo un largo proceso judicial (en el caso del contencioso) que una ratificación judicial del convenio regulador en el caso del de mutuo acuerdo, y también a nivel económico, no tiene el mismo coste un divorcio de mutuo acuerdo que uno contenicoso.

En estos casos, se produce una ruptura rápida del matrimonio por un divorcio de mutuo acuerdo, en el que también se establece el convenio regulador que hará posible que el divorcio se lleve a cabo dentro de los parámetros que los cónyuges quieren, siempre que el convenio no atente contra los derechos del menor.

En ese convenio se especifican los siguiente objetivos:

  • En primer lugar, se produce la disolución efectiva del matrimonio, y se establece el momento exacto a partir del cual ese convenio va a regir entre los cónyuges.
  • Se decide quien residirá en el domicilio familiar, y todo lo que eso conlleva a nivel personal para ambas partes implicadas.
  • Se decide si hay o no pensión compensatoria pueden ser vitalicias o temporales, y al mismo tiempo, podrán ser de pago mensual o de pago único. En estos casos también ha de decidirse si los bienes gananciales se liquidan en el proceso de divorcio, o si por el contrario se pospone para otro momento.
  • Quedan revocados todos los poderes que durante el matrimonio se pudieran haber dado los cónyuges entre sí.
  • Cuando un matrimonio cuenta con hijos menores de edad, se establece el régimen de patria potestad, la guarda y custodia que puede ser monoparental o compartida, se fijará la pensión de alimentos en su caso, y cómo se asumen los gastos extraordinarios de los hijos.
  • También se establece la manera de hacer frente a las cargas familiares, como suelen ser los gastos derivados del pago de hipotecas, y gastos e impuestos inherentes a la propiedad.
  • Cesa el régimen económico matrimonial, al disolverse el matrimonio cesa el régimen económico matrimonial que tenían los cónyuges.

En suma, se trata de dejar bien regulado todo lo que va a afectar a los excónyuges, que siguen siendo progenitores, para que no haya nada que de lugar a una errónea interpretación, esta tramitación en el proceso de divorcio es llevado a cabo los por los abogados especialistas en Madrid.

Abogados de Divorcios en Madrid – Convenio Regulador

En todo matrimonio que se divorcia de mutuo acuerdo es necesario el convenio regulador, es un requisito básico que debe adjuntarse ya sea a la demanda de divorcio de mutuo acuerdo, como en el caso de divorcio notarial (sólo se puede para matrimonios sin hijos) en la escritura notarial de divorcio. Es importante un convenio regulador completo, bien hecho por parte del profesional, que no se deja nada a la interpretación para no tener problemas posteriores.

Ese convenio regulador es el que marca la relación que se establecerá entre padres e hijos, patria potestad, guarda y custodia, y los regímenes de visitas y comunicación con los hijos, pensión de alimentos, contribución a los gastos extraordinarios de los menores y un largo etcétera que debe quedar bien fijado y regulado en el convenio regulador.

En cuanto a la regulación de otros aspectos del divorcio, se incluyen los siguientes:

  • El uso del domicilio familiar, así como de las pertenencias domésticas que estén incluidas en él.
  • La contribución a las cargas del matrimonio como son el pago de hipoteca, gastos inherentes a la propiedad, pago de impuestos inherentes a la propiedad, etc…
  • La pensión compensatoria en caso de que proceda.
  • La liquidación del régimen económico que se había establecido durante el matrimonio.
  • El proceso ideal de la correcta regulación del convenio regulador, será aquella que tenga en cuenta cada caso personalizado y cada circunstancia personal de cada pareja que se divorcia o separa, de forma que una vez fijadas las bases de ese convenio, se redacta, se revisa por ambas partes y se firma, una vez se firme se presenta la demanda de divorcio de mutuo acuerdo al juzgado correspondiente, y sólo quedaría ir a la ratificación el día que señale el juzgado, pasado el trámite de ratificación se dictará sentencia por el juzgado anexando el convenio que las partes han firmado.

Esto será posible si el abogado de divorcios madrileño en cuestión, gestiona cada caso de manera particular, no es bueno trabajar sobre una plantilla y que los cónyuges rellenen los campos, cada divorcio es un caso diferente, y cada familia es diferente, por ello no hay ningún convenio igual a otro.

Por último, consensuar de manera conjunta las condiciones del convenio regulador será fundamental para llegar a buen término con el acuerdo. Debe quedar todo perfectamente regulado para que no hay problemas posteriores.

Abogados Divorcios Madrid - Contacto

A colación del tipo de relación que se establece cuando dos personas se han casado, y deciden separarse o divorciarse, cabe destacar que nuestro despacho de abogados matrimonialistas en Madrid siempre está disponible, para ayudar a nuestros clientes.

En cualquier caso, tomar conciencia de lo que implica un divorcio, siempre ayudará a ver las cosas desde una perspectiva realista, y a la larga será la mejor garantía de éxito a lo largo del proceso.

En el despacho de abogados de Madrid sobre divorcios, pretendemos solucionar llegar a acuerdos beneficiosos para nuestros clientes, hacerlo de modo que cada miembro de la unidad familiar sea valorado, y sobre todo mirando por el beneficio de los hijos, que en un proceso de ruptura sentimental de sus progenitores deben ser los que más se protegan y cuiden. Nuestro compromiso con la infancia hace que seamos muy cautelosos a la hora de fijar medidas con respecto a los hijos, y hacerlo del modo que sea más beneficioso para ellos.

Scroll al inicio